Estereotipos y discapacidad

Ser diferente no es un problema, el problema es ser tratado de manera diferente

Estereotipo: Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo con carácter inmutable.

Los estereotipos constituyen una ayuda que permite a las personas englobar más conocimiento utilizando la generalización. Cuando se concretan, es porque fueron aceptados por la mayoría de un grupo como patrón.
Esto en sí no es negativo, aunque con el tiempo los estereotipos tienden a convertirse en prejuicios, que casi siempre tienen connotaciones negativas. El uso continuado de estos estereotipos acaban generalizando pensamientos y estos a su vez, creencias en relación a un tema o colectivo. Esto es lo que sucede en muchos casos con el tema de la discapacidad, unido al desconocimiento y a las resistencias.
Es, probablemente, una de las grandes asignaturas pendientes de nuestras sociedad: fomentar un trato verdaderamente normalizador de la discapacidad, tantas veces abordada desde el desconocimiento y los prejuicios en lugar de hacerlo desde la cercanía y la naturalidad.
Lejos de normalizar, la discapacidad se trata como algo ajeno a nosotros (los que no la padecemos o la tiene cerca) cuando, en realidad, debería ser tratada como parte intrínseca de la propia vida, de la vida de todos. No podemos olvidar que hacernos mayores es hacernos dependientes. Y que de esto casi nadie se libra.
La sociedad sigue considerando a las personas con discapacidad como ”dependientes y desvalidos”. La percepción social se mueve en extremos entre la compasión y la admiración.
En las últimas décadas se ha avanzado mucho gracias a las nuevas tecnologías que han abierto un horizonte de posibilidades a las personas con discapacidad. Se ha experimentado un avance extraordinario en la adaptación de sistemas y máquinas a necesidades especificas: utilidades Braille, lectores de pantalla, dispositivos de voz, mejora el acceso a internet (web accesibles)….Esto permite el acceso a la información, la formación y al mundo laboral, elementos claves para conseguir una verdadera inclusión.
Por último, sería muy importante que se llegara a una accesibilidad universal eliminando todas y cada una de las barreras físicas que aún quedan y que en la mayoría de las ocasiones impide el desplazamiento de estos colectivos a sus puestos de trabajo, a los espacios de ocio…
Una sociedad inclusiva promueve que las personas con discapacidad, sean unos miembros más de la comunidad en todos los aspectos, no centrándose en su discapacidad, sino valorando a ésta como una característica propia de su persona, pero en relación al contexto y su accesibilidad.

Recent Posts

Leave a Comment

Contacta conmigo

Ahora mismo no puedo atenderte. Por favor mándame un email y te contestaré lo antes posible. ¡Gracias!

ESCRIBE Y PRESIONA "ENTER" PARA BUSCAR